En los nuevos ecosistemas de Big Data a menudo se han de procesar y almacenar datos no estructurados y que no son fáciles de manejar en las infraestructuras clásicas relacionales. Las Bases de Datos NoSQL proporcionan unas plataformas ideales para este entorno.